Qué hacemos

Las plantas de regasificación son un eslabón más de la cadena de gas que abarca la recepción, almacenamiento y expedición de Gas Natural. El Gas Natural, en  estado líquido, llega a la planta en el interior de barcos metaneros a una temperatura de –160º C. Los buques descargan el GNL en los tanques de almacenamiento y, seguidamente, en los vaporizadores, se procede al cambio de estado, de líquido a gas. Una vez finalizado el proceso, el gas  se introduce en la Red Básica de Gasoductos, previo paso por una estación de odorización y medida. También es posible la recarga de Gas Natural Licuado (GNL) en barcos y en camiones cisternas. Todo el procedimiento, en el que se emplean tecnologías de última generación, se realiza bajo los más estrictos controles de seguridad y calidad.

hacemos