Almacenamiento de GNL

El Gas Natural licuado se almacena en cuatro tanques de 150.000 m3 de capacidad cada uno a una temperatura de -160ºC.

Almacenamiento del gas

La presión en el interior de los tanques se controla con la gestión de los vapores que se producen en la evaporación del Gas Natural (boil off).

Estos vapores se recuperan gracias a la compresión de boil off que permiten la reintroducción de aquellos en el proceso una vez licuados.

Cuando por circunstancias de la planta no es posible recuperar estos vapores, se desvían a la antorcha, donde se produce una combustión controlada de los mismos.